El CGI, la tecnología que ha cambiado la forma de hacer cine

El cine tal y como lo conocemos hoy en día no sería posible sin la tecnología CGI (Computer Generated Imaginary), es decir la Creación de Imágenes por Ordenador, gracias a ella se desarrollan espectaculares efectos especiales como: recrear paisajes, crear seres mitológicos,  rejuvenecer actores o incluso destruir desde ciudades enteras hasta todo el planeta (como bien hemos podido ver en San Andrés, El día de mañana o 2012). Aunque esto sea el pan de cada día, si echamos un vistazo al pasado, la evolución que ha experimentado y que experimenta la tecnología CGI es más que palpable. Precisamente por los avances que ha dado a pasos agigantados, el cine se enfrenta a un público cada vez más exigente que cuestiona hasta los errores más pequeños de las imágenes creadas por ordenador. Es que hoy en día eso es un delito, sobre todo después de ver la forma espectacular en la que Jurassic Park integraba en el film a los dinosaurios elaborados por ordenador allá por 1993. ¡Una verdadera pasada!

No obstante, para comprender mejor en qué consiste el CGI y como se ha ido afinando la técnica, vamos a explicar una serie de conceptos y herramientas cruciales de las que se sirve esta tecnología para crear las imágenes por ordenador, al igual que también veremos su evolución. Y como siempre digo que “con imágenes se entiende todo mucho mejor”, nos serviremos de la saga de Harry Potter (y cuando veáis el cambio que han ido experimentando los partidos de quidditch ya vais a terminar de flipar). Así que, pongámonos cómodos, porque vamos a conocer lo que se esconde detrás de las cámaras. Nunca mejor dicho.

cgi

¿Qué es y en qué consiste la tecnología CGI?

Sencillamente, como he explicado al principio, el CGI consiste en modificar o crear imágenes por ordenador, recrear escenas o cambiar elementos que de hacerlo en la vida real sería inviable o costaría cientos de miles de dólares, por no hablar de las horas de trabajo. En lo referente a esto último, el primer cambio que se produjo gracias a la llegada y evolución del CGI, fue la supresión de los talleres de construcción de maquetas para hacer los modelos por ordenador. Desde entonces pasaron a servirse de bancos de imágenes o, en su defecto, estas se diseñaban partiendo desde cero, como sucede con los paisajes de las películas de fantasía.

Si echamos un rápido vistazo al pasado, la primera vez que se puso en práctica, o bueno más bien la primera toma de contacto que tuvo el CGI con el cine fue en 1973 con la película Westworld de Michael Crichton (ahora ya sabéis de dónde viene la serie de HBO del mismo nombre), ya que ofrecían al espectador la visión pixelada que tenían los robots asesinos de la película.

Pero no fue hasta 1990 con el estreno de Desafío Total, protagonizada por Arnold Schwarzenegger, que se vería por primera vez la tecnología CGI, a partir de entonces comenzó la evolución de esta técnica. Ahora bien, esto no es llegar y tras, es cierto que muchos de los elementos creados digitalmente se añadaden en el momento sin necesidad de herramientas o elementos extra pero, no todo lo que se crea se puede incluir con esa facilidad. Para modificar o añadir contenidos en la mayoría de los casos se necesita de unos elementos extra: el Croma y los puntos de referencia (motion capture).

cgi primera pelicula en westworld. El regidor de cine

El Croma en la tecnología CGI

El croma se trata de una técnica audiovisual que consiste en establecer un fondo de un color concreto en una zona, normalmente es verde o azul ya que son los colores que más se alejan de la tonalidad de la piel, que está constituida por el magenta y el rojo, y posteriormente esa zona es sustituida por una imagen o vídeo desde el ordenador. Esta técnica aunque no es precisamente barata que digamos, evita un coste de rodaje que puede ascender a grandes sumas de dinero, por no hablar de cuando toca recrear la destrucción de toda una ciudad, que de no ser por el croma y el CGI se nos iría de presupuesto. De no recurrir a esta tecnología, la opción más “viable” sería construir una maqueta entera a escala y luego asegurarnos de que cuando se destruye la toma se haga bien a la primera.

Cuando se recurre al croma se entiende que la cámara capta dos fuentes de imagen: la fuente primaria que comprendería a los personajes, decorado, etc. y una fuente secundaria que sería el croma. Entonces lo que hace la cámara cuando está rodando es suprimir por sí misma la zona cromática del decorado sin que esto afecte al resto de la grabación. Así pues, posteriormente la imagen se introduce en el ordenador en wireframe (a modo de esquema digital en 3D), para aplicar a tiempo real las texturas, luces y ángulo que ha captado la cámara del resto de la escena, o lo que viene siendo renderizar. Lo más curioso del trabajo que se realiza por ordenador, es que a la hora de añadir los elementos digitales – especialmente cuando el escenario que se recrea está formado en su totalidad por imágenes digitales – esto se hace mediante capas, como cuando editas una fotografía en Photoshop.

Rendering, la generación de imágenes realistas

El rendering o renderizar más que una técnica audiovisual se trata de un proceso, que consiste en dotar de realismo las imágenes diseñadas en 2D o 3D. De esta forma crean una simulación realista de cualquier elemento: agua, materiales, texturas, metal, tejidos, etc. que se integran de forma natural a los elementos reales como si fuesen uno más. En el caso de las películas de animación, como los increíbles, lo que hacen es dotarlos de realismo.

Los colores en el Croma

Volviendo al tema del color de fondo, normalmente se prefiere el verde al azul porque tiene un ruido menor y las cámaras digitales son mucho más sensibles a él. Otra de las ventajas con las que cuenta es que se necesita menos luz para conseguir un tono de verde uniforme, y aunque el tema de la iluminación parezca una tontería es muy importante, ya que de haber zonas más oscuras que otras estas no podrían ser sustituidas por el elemento digital. Por ello normalmente los actores se sitúan a una distancia del croma que va desde los 3 a los 5 metros, y van acompañados de un número extra de focos, para evitar así crear cualquier sombra.

La verdad es que se utilizan ambos colores dependiendo de: el vestuario de los actores, luces, sombras, si es en exteriores o en interiores, el momento del día (por la noche se prefiere el croma azul), la exposición, etc. Y aunque ahora el más empleado sea el verde, hace unos años fue el boom del azul, ya que entonces se realizaban películas de alto contraste y las cámaras eran únicamente sensibles al color azul.

No obstante ha habido casos en los que se ha recurrido a croma negro o blanco, un ejemplo es Disney, que recurría a estos colores para introducir personajes reales en sus películas de animación. Pero este no es el único caso en el que veremos croma blanco o el uso de este color en la tecnología CGI, ya que se hace uso de él en las modificaciones faciales.

 

Modificaciones faciales mediante el croma y el CGI

Decir que se modifica una cara mediante croma, no es del todo correcto, ya que no se pone un fondo, o se pinta el rostro de una persona completamente de color verde o azul, no, es más sencillo que todo eso. Como ejemplo vamos a tomar a Ralph Finnes en su papel de Lord Voldemort, ya que cuando el malvado mago oscuro vuelve a la vida tiene una característica nariz de serpiente. En un principio se iba a encargar de esta característica el equipo de caracterización, pero como llevaba un trabajo de unas cuantas horas y el reparto estaba constituido por niños, se declinó la opción (los niños sólo pueden estar rodando un determinado número de horas al día). Por ello se recurrió al CGI. Para establecer un patrón de qué parte se iban a modificar, se dibujaron una serie de puntos verdes y azules en la zona de la nariz y alrededores. De esta forma se consiguió modificar la nariz del actor.

Otro caso similar fue el del Capitán Davy Jones en Piratas del Caribe y el cofre del hombre muerto, en la cual para caracterizar el rostro con tentáculos de Jones, se recurrió a un maquillaje especial alrededor de los ojos y la boca, de color verde, y después se añadió el resto.

Motion Capture (la captura del movimiento)

Alejándonos un poco del tema Croma pero continuando con la tecnología CGI, en una línea similar se encuentra el motion capture, cuya finalidad es capturar los movimientos de actores reales para transferirlos posteriormente a un modelo creado por ordenador. Para ello los actores llevan puesto un traje especial con numerosos puntos de referencia, los cuales reflejan la luz infrarroja que emite – y posteriormente recibe – un sistema de cámaras especiales. Seguramente habréis visto este traje en algún making of, ya que es una técnica muy utilizada, pero en los últimos años su evolución ha dado lugar a que también se capturen los movimientos faciales. No sólo para transferirlos posteriormente a un modelo digital, no, sino para encajar la cara de los actores con la de sus dobles en las escenas de riesgo.

Para llevar a cabo esta acción, los puntos de referencia se sitúan directamente en la cara de los actores, sin necesidad de llevar ningún tipo de máscara de tela ni nada por el estilo. No obstante, trabajar con este tipo de trajes tiene su dificultad, ya que los puntos pueden moverse y no realizarse correctamente la captura. Por ello se está intentado desarrollar la forma de transmitir estos movimientos a través de ropa que tenga un determinado color.

La evolución de la tecnología CGI en la saga de Harry Potter

Ahora que ya conocéis a grandes rasgos en qué consiste la tecnología CGI ¿Qué os parece? La verdad que tengo que reconocer que he suprimido muchas imágenes sobre decorados con croma, etc. porque con esta técnica cinematográfica a las veces pasa que cuanto más ves más te desencantas. Con esto me refiero, por poner un ejemplo, a descubrir que paisajes como Rivendell de El señor de los anillos no existen en la vida real. Dejando a un lado los dramas, a continuación vamos a ver la evolución que ha experimentado la tecnología CGI en las películas de Harry Potter.

 

En primer lugar vamos a hacer un breve repaso a como se han ido afinando afinando los detalles de los vuelos en escoba y el quidditch, donde se puede apreciar en las primeras películas que se acercaban más a un videojuego que a una película de acción real. No obstante también vamos  ver como ha ido cambiando el uso del croma en las gradas del campo de quidditch.

 

 

Lo más curioso de la saga de Harry Potter, es que a la hora de incluir animales fantasticos y no tan fantásticos, parece que tienen problemas para itroducirlos en el film de forma natural. Pero claro, hay tomas en las que los animales o seres están bien integrados, por lo que podríamos decir que no hay “continuidad” a la hora de renderizar o adaptarlos. Bueno juzgar por vosotros mismos.

En la tercera y última galeria, vamos a ver un poco como el uso del croma para introducir el paisaje, así como efectos visuales realizados por ordeandor que, la verdad, si los vemos ahora seguro que no es tal y como recordamos haberlo visto la primera vez.

Quizás te interese...