Las películas de terror que surgieron a partir de un cortometraje

El universo de los cortometrajes, pese a ser muy rico, no está todo lo “valorado” que debería  por el público. Para aquellos que consumen cine, series, etc. queda un poco apartado, y no hablo de todo el mundo sino de la mayoría, pero lo bueno que tienen los cortos es que cuentan grandes historias en apenas un par de minutos, y algunos incluso llegan a producirse como largometrajes. Esto no suele ser muy común, pero dentro del género de terror en pocos años se dieron un par de casos de cortos de los cuales surgieron películas, aunque no por ello estas han superado a su versión más breve.

Concretamente os estoy hablando de Mamá, Nunca apagues la luz, The Babadook y Saw, obviamente esta última no sólo ha sobrepasado el corto, sino que se ha convertido en un negocio más que rentable. No obstante aquí hemos venido a hablar de los cortometrajes, no de las películas, y como quiero que podáis juzgarlos vosotros mismos, además de una breve sinopsis algo subjetiva – es lo que tiene si no voy a hacer crítica de ello – os incluyo el corto integro, así nos evitamos andar buscando por You Tube o lares similares.

SAW 0.5                                         

Sí amigos, con el cortometraje Saw comenzó todo, aunque recientemente se le ha renombrado como Saw 0.5. Vio la luz en 2003, un año antes de la película, a manos de James Wan quien lo dirigió y de Leigh Whannell quien escribió el guión y además lo protagonizó. Para su producción contaron con un presupuesto de 5.000 dólares que quedaron plasmados en los siguientes 9 minutos que vais a poder ver a continuación.

 

Mamá, de Andrés y Bárbara Muschietti

En tan poco tiempo contaron tanto que encandilaron al propio Guillermo del Toro, hasta el punto que les propuso la idea de hacer el largometraje. Lo que nos cuenta el corto es lo siguiente: Lili y Victoria son dos hermanas que se encuentran solas en casa, o eso parece, pero entonces un ser al que ellas llaman mamá va a buscarlas y parece que está realmente enfadada.

Hasta aquí todo correcto, pero entonces llegó la película y la nueva versión de “mamá” y con eso cavaron el agujero, en lo que a calidad de monstruo o fantasma se refiere. Por lo demás es una película bastante entretenida..

 

Monster (The Babadook)

La actriz Jennifer Kent, quien se estrenó en la dirección con este cortometraje, nos presenta a una madre soltera que es asediada por un monstruo que les acecha tanto a ella como a su hijo. El asedio llega hasta el punto que han tenido que aprender a convivir con él. Kent quiso ir más allá y se atrevió con el largometraje, The Babadook, y aquí no me extiendo más porque podéis encontrar la crítica de la película en este mismo blog, así que play al corto.

Nunca apagues la luz

En este caso la película no le hace justicia al corto, ni aunque haya sido producida por James Wan (este os suena ¿verdad?). El padre de la criatura es David S. Sandberg quien se hizo famoso en internet precisamente por sus cortos de terror, en los que muestra los miedos más comunes de las personas. Y para la creación de Lights Out (Nunca apagues la luz) en 2013, simplemente lo que hizo fue representar el miedo a la oscuridad.

 

Quizás te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *