Diseño de Vestuario

El Bella style y el diseño de vestuario de Pobres Criaturas de Holly Waddington

Sin duda si por algo se caracteriza Pobres Criaturas no es solo por ser un largometraje transgresor, por la genial actuación de Emma Stone o por su diseño de producción, igualmente magnifico. No, destaca por el impecable trabajo de la diseñadora de vestuario Holly Waddington quien, además de trasladarnos a una época victoriana remota, nos cuenta el crecimiento y la evolución de Bella Baxter a lo largo de la película gracias a su vestuario.

Cuando la diseñadora se incorporó al proyecto contó con una gran libertad por parte de Yorgos Lanthimos a la hora de imaginar el vestuario, aunque sí que le dio una premisa: aunque está ambientada en 1880, no debe parecer un drama de época pero tampoco una película de ciencia ficción. También le proporcionó como referencia, según ha contado la propia Holly Waddington, una versión de los ‘pantalones inflables’ de un joven diseñador así como la pintura de Egon Schiele que inspiró la estética de Bella Baxter.

Pero sin duda lo que terminó de sentar las bases del trabajo de Waddington fue la conversación que tuvo con el director sobre las escenas de sexo. Porque si algo se aborda en la cinta es el despertar y descubrimiento sexual de la protagonista. Y es precisamente el sexo es un elemento que la diseñadora incluyó en sus creaciones.

Ambientada en la época victoriana

El diseño de vestuario de Pobres Criaturas
Foto: The Hollywood Reporter

Si en algo es experta Holly Waddington es en la moda femenina de archivo, por lo que conocía la época victoriana como la palma de su mano. Pero, tal y como ya hemos explicado previamente, Lanthimos no quería que pareciera un drama de época. Así pues la diseñadora eliminó del vestuario de Bella Baxter el elemento más icónico de la ropa victoriana, el corsé. Y aunque al principio fue una decisión que aterró a la diseñadora, decidió combinar épocas y materiales, dando lugar a las creaciones que finalmente pudimos ver en Pobres Criaturas.

Así nació el denominado como Bella style, tal y como lo denominó la propia Waddington. Este estilo combina el victoriano de finales del XIX, siluetas exageradas e inclinadas de estilo contemporáneo, así como ropa interior de los años 30. Pero si hay dos piezas a destacar por la propia diseñadora son la ‘blusa vaginal’ y el ‘abrigo de condón’. Pero antes de abordar estas piezas debemos analizar cómo va evolucionando el vestuario de Bella Baxter de principio a fin.

El vestido azul de Victoria

El vestido azul de Victoria Blessington en Pobres Criaturas
Foto: Tom + Lorenzo

La primera vez que vemos al personaje interpretado por Emma Stone todavía no es Bella Baxter, se trata de Victoria Blessington, la mujer que era en su vida anterior. Victoria/Bella está embarazada, y lleva un vestido azul intenso e incluso de apariencia tóxica. Una tonalidad de azul que consiguieron a base de realizar hasta 20 pruebas de tintado diferentes.

En esta vida anterior, nuestra protagonista estaba casada con un general del ejército británico, por lo que Waddington diseñó esta pieza de su vestuario como una especie de armadura, es por ello que vemos en las mangas esos pliegues. Pero además esta es la única vez que el personaje interpretado por Stone lleva corsé, pero no es un corsé al uso debido al estado en el que se encuentra.

En esta vida Victoria era inmensamente infeliz, es por esta razón por la que decide acabar con su vida arrojándose al río desde un puente.

La infantilización de Bella

Foto: Central Comics

Los ‘primeros años de vida’ de Bella tras el éxito del experimento del Profesor Godwin Baxter, debían reflejar a la protagonista como si fuese una verdadera niña pequeña. Durante esta etapa Waddington optó por vestirla con pantalones bombachos, volantes, mangas gigot, acolchados y bragas, sobre todo bragas.

Debido a la infantilización inicial del personaje, el Profesor Baxter puso a cargo de su creación a la institutriz Miss Prim. Una mujer recta que vestía al Bella como una mujer adulta con un traje completo de blusa y falda, por ello a Waddington le gustaba jugar con la idea de que, sobre el mediodía, Bella ya iría a medio vestir, como los niños.

El vestuario infantil de Bella Baxter en Pobres Criaturas
Foto: Tom + Lorenzo

La diseñadora quería reflejar como las cosas se desmontan y sueltan rápidamente con los niños, especialmente cuando se trata de las prendas que van de cintura para abajo. Es por esta razón que la mayor parte del tiempo vemos a Bella medio vestida, dejando siempre a la vista sus bragas de estilo victoriano. Estas en ocasiones van acompañadas del polisón, un armazón propio del victoriano que se ata a la cintura y cuya función es dar volumen al vestido.

En cuanto a la tela usada para confeccionar estas bragas, Waddington recurría a tejidos gruesos, de hecho eran demasiado gruesos para la escala humana. La intención de la diseñadora era la de mostrar al personaje como si se tratase de una muñeca de escala humana.

La introducción del color

Foto: Tom + Lorenzo

Conforme la imagen deja atrás el blanco y negro para abrazar el color, vemos que la ropa que usa Bella durante esta etapa es de colores muy corporales, tal y como cita la propia Waddington. Las prendas de la parte superior de los atuendos de Bella fueron confeccionadas en su mayoría de seda, una seda que se cosió creando una especie de estrías. La finalidad era darle a la ropa un aspecto muy corporal, tal y como vemos en la imagen que acompaña ese texto.

Una característica de las blusas que usa Bella son sus enormes y pomposas mangas, que parecían auténticos pulmones. Pero este tamaño resultaba ser un tanto contraproducente durante la filmación, ya que bloqueaban los ángulos de la cámara pero ¿cómo iba a suprimirlos Waddington?

El viaje de Bella a Lisboa

Foto: Tom + Lorenzo

Cuando Bella conoce a Duncan ambos se fugan a Lisboa, donde nuestra protagonista ya no cuenta con su institutriz para que la vista como una mujer adulta de la época. Ante esta libertad, Waddington quiso mostrar al personaje como una niña pequeña con acceso a un gran vestidor, la cual acaba vistiéndose como una adulta en su parte superior y con unas bragas en la inferior.

Probablemente el look más destacado de Lisboa es el de la blusa blanca con la chaqueta azul de mangas abullonadas y las bragas francesas de los años 30 de color amarillo. Lo más curioso de este conjunto es que la diseñadora y el cineasta denominaron a la blusa como la ‘blusa vaginal’. Ya que según Waddington, los pliegues centrales de la blusa le recordaban a una vagina.

Este look lo completan unas botas de cuero blancas con la puna abierta, que están inspiradas en los diseños de André Courrèges de la década de los 60. Si por algo era conocido este diseñador era por pertenecer a la conocida como ‘era espacial’ de la moda, de hecho a Courrèges se le conocía como el Padre del Diseño del Universo.

El vestido dorado

Vestido dorado de Bella Baxter en Pobres Criaturas
Foto: Tom + Lorenzo

Durante la estancia de los amantes en Lisboa, ambos acuden a una cena elegante con conocidos del propio Duncan. Para tal evento vemos a Bella con un vestido dorado, del que nos llama fuertemente la atención el volante de su parte inferior. Fue confeccionado a base de plástico por Waddington, ya que quería mostrar en el diseño el aire futurista de su personaje y de la propia ambientación.

La bata amarilla del crucero

Foto: Original Cin

Bella y Duncan dejan Lisboa a bordo de un crucero que los llevará a las lejanas tierras de Alejandría. Para este momento la diseñadora quería que Bella encajase con el aspecto de los pasajeros adinerados del barco, por lo que creó para ella una bata de color amarillo un tanto discordante.

La parada en París

El abrigo de condón de Bella Baxter en Pobres Criaturas
Foto: Harper’s BAZAAR

Tras los acontecimientos vividos durante el crucero, Duncan y Bella terminan en una París cubierta de nieve. Ahora que no tienen dinero, nuestra protagonista se prostituye y este cambio en su vida la diseñadora lo representa con el look parisino del ‘abrigo de condón’. Se trata de esa especie de capa-chubasquero cuyo color es el mismo que el de los condones antiguos. Además lleva un atuendo que no corresponde con el clima del momento, ya que apenas va abrigada.

Tal y como ha revelado la propia Waddington, este look de Bella esta cargado de simbolismo. La capa funciona como una metáfora que nos indica que ella está protegida en este momento, pero pronto dejará de estarlo en el momento de que comience a trabajar en el burdel.

Los total black looks

Foto: Harper’s BAZAAR

Es en el burdel donde conoce a Toinette quien, además intimar con ella, la introduce en reuniones socialistas y el mundo de la medicina. Cuando Bella acude a estos actos o a las clases universitarias, la vemos vestida totalmente de negro. Waddington guardó el color negro para estas ocasiones, ya que no quería que Bella llamase la atención, debía pasar desapercibida y presentar un aspecto mucho más serio.

El vestido de novia

El diseño del vestido de novia de Bella Baxter en Pobres Criaturas
Foto: Tom + Lorenzo

Cuando finalmente Bella regresa a Londres y acepta casarse con Max, la vemos vestida de novia con un vestido cuyo diseño trata de evocar una tarta nupcial. Y es que esta fue la creación que mayores quebraderos de cabeza le dio a Waddington, tenía delicados relieves sobre el tejido y las telas eran extremadamente ligeras. De hecho para su confección usaron una fina redecilla de sombrerería debajo de la organza.

Esta fue la pieza de todo el vestuario que más impresionó a Emma Stone, de hecho la actriz ha revelado en alguna entrevista que lloró la primera vez que se lo puso. Le resultó exquisito, puro y delicado.

De su época infeliz

Foto: Tom + Lorenzo

Finalmente llegamos a la última de las creaciones de Waddington para el vestuario de Pobres Criaturas, el cuál sería el último vestido que usa Bella Baxter para cerrar lo último que le quedaba pendiente de su vida como Victoria Blessington. Tanto el color como los detalles de rana en las mangas y la cintura recuerdan bastante a la armadura de Vlad Tepés creada por Eiko Ishioka para Drácula de Francis Ford Coppola.

Se trata de un color complejo y bastante feo, sobre todo en comparación con los colores que previamente ha llevado en su ropa Bella. Nuevamente, al igual que sucedía con el vestido azul del principio, este diseño recupera algunos motivos militares, pues Bella ha regresado a la que fue su casa junto a su ‘verdadero marido’ Alfie Blessington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Post Relacionados

Te interesa

Últimos Post
Menú