Fuerte, independiente y… ¡Valiente! Ella es Brenda Chapman ¿la conoces? Probablemente para algunos será una completa desconocida, habrá a quién le suene el nombre y, por supuesto, quien sepa de muy buena mano quién es. Brenda Chapman es toda una pionera del ámbito cinematográfico, concretamente en el campo de la animación, ya que estamos ante la primera mujer que dirigió una película de animación. Fue en 1998 en la producción de los Studios DreamWorks Animation, «El Príncipe de Egipto«, pero la cosa no acaba aquí, ya que también fue la primera mujer en dirigir una película de animación para Disney Pixar, Brave (2012), gracias a la cual fue también la primera mujer en recoger el Óscar a Mejor Largometraje de Animación en 2013. Casi nada ¿verdad?

Pero es que la cosa no acaba aquí, Chapman que es escritora, guionista, directora, productora y animadora, recogió en 1994 el Premio Annie a Mejor Guion en Film Animado por El Rey León de Disney; galardón al que hay que sumarle el BAFTA Awards a la Mejor Película de Animación por Brave que se llevó en 2013. Sin duda podríamos decir que hasta la fecha su mayor éxito y su trabajo más personal fue el de Brave, que tristemente se vio empañado por un amargo giro de los acontecimientos. Pero antes de entrar en temas polémicos, lo suyo es descubrir quién es Brenda Chapman

De mayor quiero ser animadora

Brenda Chapman la primera mujer en dirigir una pelicula de animación

Cuando tan sólo tenía 15 años y vivía en la localida de Beason, Illinois, Brenda Chapman sin pensárselo dos veces llamó a Disney para darse a conocer y pedirles trabajo pese a su edad. Ella desde muy pequeña tenía claro que quería dedicarse a la animación, y que en algún momento vería su sueño cumplido. Como podéis imaginar en aquel momento tuvo una negativa por parte de Disney, que le aconsejaron que volviera cuando fuese un poco más mayor y tuviera más experiencia. Y así lo hizo, poco después de terminar sus estudios en el Instituto de las Artes de California, cumplió su sueño de trabajar en la producción de las películas animadas de Disney.

Comenzó su andadura en la casa del ratón como artista y animadora adicional de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, para posteriormente trabajar como guionista gráfica de producciones como La Sirenita o Los Rescatadores en Cangurolandia. Chapman era una de las pocas mujeres animadoras que trabajaban en la empresa, y fue precisamente entonces, cuando fue consciente de su situación, que descubrió por qué las Princesas Disney eran tan indefensas: habían sido creadas por hombres, y por el concepto que esos hombres tenían sobre como debían ser. Así que se prometió crear un nuevo tipo de princesa que se caracterizaría por ser fuerte, independiente y valiente.

De DreamWorks a Disney y Viceversa

Brenda Chapman la primera mujer en dirigir una pelicula de animacion

A lo largo de toda su carrera Brenda Chapman fue hilando trabajos tanto con DreamWorks como con Disney y Pixar, siendo estos últimos dónde más años trabajó, concretamente hasta 2012 que fue cuando se marchó para no volver jamás – sé que para quien no conozca la historia de esta mujer no hago más que dejarle con la intriga -. En DreamWorks Animation no sólo brilló como cineasta junto a Steve Hickner y Simon Wells del film El Príncipe de Egipto, sino que participó en el guion gráfico de La ruta hacia El Dorado (2000), en Shrek (2001) y también en Simbad: la leyenda de los siete mares (2003).

Después de esta pequeña etapa en DreamWorks regresó a Disney, donde formó parte del equipo de producción de Cars (2006), también participó en Ratatouille (2007), WALL-E (2008), Up (2009), Toy Story 3 (2010) y Cars 2 (2011), y tras este último largometraje llegó el que sería su gran momento: fue anunciada como la directora de Brave, lo que la convertía en la Primera Mujer en dirigir una película de Disney y de Pixar.

Brave, por Brenda Chapman

Brenda Chapman la primera mujer en dirigir una película de animación

Por fin había llegado el momento de Brenda Chapman, la oportunidad de crear esa nueva princesa que seria fuerte, independiente y… ¡Valiente!, la Princesa Merida. El guion de este largometraje era una idea original de Brenda, que se había inspirado en su hija Emma – que por aquel entonces tenía tan sólo 6 años – y en la relación que mantenían. La cineasta se preguntaba como sería su hija de adolescente, y la respuesta fue la personalidad de la Princesa Merida. Aunque esto no fue lo único de sí misma que reflejó en la película, ya que si echamos un vistazo a la protagonista vemos que comparte rasgos con su creadora: tez blanca, cabello pelirrojo rizado, ojos azules… Sin duda era la historia muy personal.

Pero parece ser que la entrega de Brenda en la película no fue suficiente, ya que la sustituyeron de la dirección por Mark Andrews debido a que el largometraje no terminaba de funcionar. El fin último era llevar la película a los cines y parece ser que, si seguía por la línea que había marcado la cineasta, esto no iba a ser posible. Esto fue sin duda un gran golpe para ella, quizás no llegamos a imaginarnos hasta que punto. Esta decisión dio lugar a que Brenda hiciera unas declaraciones en las que dejaba patente el nivel de machismo que había en Pixar, algo que no gustó y que dio lugar a polémica. Y tristemente si buscamos información sobre Brenda Chapman la mayoría de los resultados están relacionados con esto.

Pese al mal trago, también reconoció que estaba orgullosa del resultado final de la película, que era tal y como ella quería que fuera. Además de que abandonaba Pixar dejando atrás una puerta cerrada que no tenía intención de volver a abrir.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.