Cómo se rodó...

Cómo se rodó Chicken Run: Amanecer de los Nuggets, nos colamos entre bastidores

Las gallinas más gallinas del cine vuelven a la carga 23 años después de su gran evasión de la granja de los Tweedy. Una esperadísima secuela que se ha hecho de rogar, y que los directores de la cinta original, Nick Park y Peter Lord, han dejado en manos del cineasta Sam Fell. Quien por cierto, para quienes no lo sepáis, trabajó como animador en una de las escenas de Chicken Run: Evasión en la granja.

Depositada la continuación de la joya de Aardaman en sus manos, Fell trabajó mano a mano junto a los guionistas Karey Kirkpatrick, que también escribió la Chicken Run original, John O’Farrel y Rachel Tunnard, para crear una trama fuertemente influenciada por las películas de espías y atracos. Hacerle justicia a la cinta original con Chicken Run: Amanecer de los Nuggets no fue nada fácil… acompáñame a lo largo de este artículo para descubrir el arduo proceso de producción de la película, así como muchas de sus curiosidades.

Una historia feminista

Ginger y Molly juntas en una escena de Chicken Run: Amanecer de los nuggets
Foto: Netflix

Cuando el cineasta Sam Fell se sumó al proyecto, el borrador original del guion era un tanto diferente a lo que finalmente hemos podido ver. La historia abordaba la relación padre-hijo de Rocky con el pollito que había tenido con Ginger, Nobby. Pero Chicken Run: Evasión en la granja es una historia feminista con una heroína icónica, Ginger, por lo que decidieron convertir la película en una historia de madre e hija. Por cierto, el personaje de Nobby ya se creó para la primera peli como el hermano pequeño de Ginger, solo que se descartó y se quedó en el baúl de lo que pudo ser y no fue.

Algo parecido sucedía con el villano, que iba a ser diferente pero claro ¿Cómo no iba a regresar la mítica Sra. Tweedy? Está claro que a la granjera le quedaron cuentas pendientes con las gallinas, por lo que esta vez ha decidido volver más que preparada. Nueva década, nuevas tecnologías.

De ladrones y espionaje

Ginger y el equipo de gallinas de Chicken Run preparadas para comenzar el asalto a la nueva "granja"
Foto: Netflix

Con la historia central definida, la relación madre-hija, tocaba darle a Chicken Run: Amanecer de los nuggets una motivación, un tesoro o diamante, que diese un giro de 180 grados a la trama obligando así a las gallinas a regresar a la “granja” ¿La motivación? Rescatar a la hija de Ginger, Molly. Por lo que, para dar continuidad a la película en la que se basó Chicken Run, La Gran Evasión, los guionistas decidieron continuar por la línea del espionaje y los robos.

Así pues, para esta secuela se tomó como referencia las franquicias cinematográficas de James Bond y Misión Imposible. Aunque también podemos encontrar referencias a Logan’s Run, en el hecho de que las gallinas viven aisladas del mundo en su Chicken Village, evitando así ser sacrificadas en el momento que dejen de poner huevos (o para ser convertidas en pasteles). Al igual que también hay referencias al Show de Tuman más que clarísimas en el complejo Fun-Land Farms de la Sra. Tweedy.

Sobrevivir a un incendio

El incendio que asoló los Estudios Aardman el pasado 2005
Foto: NBC News

Aunque la más que esperadísima secuela, Amanecer de los Nuggets, ha tardado la friolera de 23 años en llegar a nuestras vidas, lo cierto es que se llevaba planteando desde hacía más de una década. Pero no fue hasta el pasado 2018 que, finalmente, comenzó a trabajarse en su producción. La realización de este largometraje a supuesto un trabajo de 6 años… no sólo por tratarse de un rodaje realizado mediante Stop-motion, sino debido al incendio que sacudió a Aardman en 2005.

Todo el material antiguo del estudio, incluida por supuesto su Chicken Run: Evasión en la granja, quedó reducido a cenizas. Lo único que pudo rescatarse fueron un par de cajas que apenas tenían material con el que trabajar, lo que suponía empezar totalmente desde 0. Afortunadamente Peter Lord, fundador de Aardman Studios y codirector de la cinta original, guardaba algunas cajas más en su ático y… ¿Sabéis que encontraron en una de las cajas? ¡El libro de arte de Chicken Run! Este hallazgo les sirvió para crear nuevamente las marionetas, establecer sus personalidades, formas de caminar, expresarse, etc.

Como dato curioso que quiero compartir con vosotros, sabed que Chicken Run: Amanecer de los nuggets se filmó en el mismo estudio que se construyó en su día para acoger la grabación de la cinta original, los Studios Aardman de Bristol.

Retrasos por covid

Buena parte de la filmación de Chicken Run: Amanecer de los Nuggets se filmó en plena pandemia de Covid-19. Teniendo en cuenta que los títeres se fabricaban a mano, estas debían permanecer mínimo 10 días en cuarentena antes de poder ser utilizadas por los animadores. Esta medida retrasó la producción medio año…

Construyendo su mundo

La realización de este tipo de películas supone que todo se construya desde cero y en varias escalas. En esta secuela, a diferencia de Chicken Run: Evasión en la granja, las gallinas ya no están en el gallinero sino en el mundo humano, lo que supuso un extra de complejidad al rodaje. Dependiendo de la toma y los personajes que aparecían en esta, se necesitaba filmar en una escala u otra. Y es que no es lo mismo filmar escenas en las que solo aparecen las gallinas o los humanos, a cuando interactúan gallinas y humanos al mismo tiempo, como por ejemplo cuando el conductor del camión de pollos coge a Frizzel y Molly para meterlas en el camión.

Wakanda de pollos

A diferencia de su predecesora, Chicken Run: Amanecer de los nuggets cuenta con varios decorados realmente impresionantes, entre los que sin duda destaca Chicken Village. La isla utópica en la que residen las gallinas tras su fuga de la granja de los Tweedy, tardó en construirse 2 años y estaba compuesta por 22 casas. La textura del suelo de la aldea se elaboró a partir de hojas recicladas de ciprés de Leyland, árboles que se encontraban en los exteriores del estudio. Mientras que para crear la textura de las carreteras, el equipo se sirvió de cáscaras de nuez trituradas.

Aprovechando que hablamos de Chicken Village sabed que la toma inicial, que apenas dura medio minuto, se preparó a lo largo de un mes aproximadamente y su filmación supuso casi 6 meses de rodaje. Y como dato curioso deciros que el propio Sam Fell describe Chicken Village como la Wakanda de pollos, de ahí el título de este fragmento del artículo.

El uso de la tecnología

El uso de las nuevas tecnologías en el rodaje de Chicken Run: Amanecer de los nuggets
Foto: Netflix

Teniendo en cuenta el tiempo que ha trascurrido desde el estreno de la película original, para esta secuela el equipo de rodaje y producción ha hecho uso de los nuevos avances tecnológicos. El gran avance en la producción de Amanecer de los nuggets sin duda fue la producción virtual, lo que permite ver efectos visuales totalmente renderizados en los escenarios de la película durante la filmación. Para lo cuál previamente dichos escenarios han sido escaneados digitalmente. Esto supone que las tomas y los decorados se puedan planificar antes de filmar los movimientos de los títeres.

A esto se le suma el uso de un software de rastreo que indica la posición de la cámara, lo que permite ver en tiempo real la producción virtual. Es decir, que mientras están filmando ven aparecer en el croma el fondo que se añadirá posteriormente con VFX. Con esto conseguían ahorrar tiempo de rodaje, ya que se podía ver cómo quedaban las tomas y colocar a las marionetas en el lugar correcto de los escenarios entre toma y toma.

El uso de la fotografía digital en la filmación de Chicken Run: Amanecer de los nuggets
Foto: Netflix

Y no nos olvidamos de la fotografía digital, que ha permitido a los animadores ver cómo habían realizado sus tomas, para poder así analizarlas y ajustarlas de inmediato sin tener que esperar al día siguiente. Algo que no sucedía en Chicken Run, en la que además un segundo de metraje suponía una semana de trabajo. Gracias a todos estos avances, completar un segundo de metraje del Amanecer de los nuggets apenas costaba un día de trabajo.

Dando vida a los personajes

Foto: The Hollywood Reporter

Ha llegado el momento de hablar de la fabricación de los títeres, nuestras queridísimas gallinas, pero antes de entrar en materia quiero hacer una aclaración. Próxima a la fecha de estreno de Chicken Run: Amanecer de los nuggets se anunció el cierre de la fábrica de plastilina de confianza de Aardman, Newplast. De hecho esta ha sido la marca de plastilina con la que ha trabajado el estudio desde que comenzó su andadura en 1972.

Aunque bien es cierto que en la actualidad no se usa tanta plastilina como antaño a la hora de fabricar las marionetas. La elaboración de títeres también se ha actualizado, por lo que además de plastilina se usan siliconas y plásticos de poliuretano. Estos materiales van sobre un esqueleto armadura impreso en 3D, que es la que dota al títere de movimiento, reduciéndose así el tiempo de fabricación de cada marioneta. En la década de los 90 fabricar uno de estos títeres suponía de 2 a 3 meses de trabajo, ahora el tiempo ronda el mes o mes y medio.

Dulces como el azúcar

Aquí va un truquito cortesía de Aardman Animations y es que, el equipo de artistas encargados de fabricar los títeres, utilizan azúcar en polvo para quitarle el brillo a la plastilina frente a la cámara. El resultado es una superficie mate perfecta no tóxica, a diferencia de la sílice que era lo que utilizaban para quitar los brillos.

En distintas escalas

Foto: Netflix

Más arriba os comentaba la dificultad extra de este largometraje al estar las gallinas en el mundo de los humanos. Esta nueva situación supuso que los artistas de Aardaman fabricasen los títeres de las gallinas y las personas (o sus extremidades) en varias escalas. El uso de dicha escala dependía, obviamente, de la toma que se fuese a filmar y si esta involucraba a gallinas y personas en el mismo plano o no.

Si nos ceñimos a las medidas ofrecidas por Aardman en el Así se hizo Chicken Run: Amanecer de los nuggets de Netflix, el títere de la Sra. Tweedy mide 37,2cm, su nuevo marido el Dr. Fry mide 29cm, en cuanto a las gallinas sus medidas oscilaban entre los 12,9 cm y los 8,1cm.

Foto: Netflix

Pero si hubo un títere complicado, en lo que a su fabricación se refiere, sin duda ese fue el de Molly. Además de ser el títere más pequeño de todos, 8,1cm, se fabricaron otros más pequeños para mostrar su crecimiento. Esto fue todo un reto debido a que en ese pequeño cuerpecito debían caber muchos elementos: puntos de sujeción, armaduras, tronco, etc.

La expresividad de los ojos

¿Sabéis cuál es la parte más importante de los títeres? Sí, los ojos. Los artistas prestaron una especial atención en este elemento de los personajes a la hora de fabricarlos, algo que no es de extrañar, sobre todo si tenemos en cuenta que son los ojos los que expresan las emociones. Se tenía en cuenta la cantidad de líneas que componían el iris, así como la cantidad de tonos que combinaban para crear el color.

Y ya que hablamos de los detalles, sabed que todos los títeres se sometieron a retoques digitales en las tomas. Esto se hacía con la finalidad de eliminar la suciedad y el polvo que se pudiese haber depositado en ellas, por el mero hecho de estar expuestas.

Bufanda, pañuelo o collar

Foto: Netflix

No podía cerrar el apartado de la fabricación de los títeres de las gallinas sin abordar esto. Uno de los elementos más característicos de las gallinas de Chicken Run es que todas llevan en el cuello un pañuelo, un collar o una bufanda ¿Alguna vez os habéis preguntado a qué se debe? Es para tapar la conexión de la cabeza y cuello de las gallinas, fabricados con plastilina, con el resto del cuerpo que se fabrica con silicona y látex.

Algo parecido pasa con los brazos de las gallinas, o al menos sucedía en la película original. A estar también fabricados los brazos en plastilina se conseguía tapar su conexión con el resto del cuerpo gracias a los volantes de plumas en los que terminaba el cuello.

Filmando en acción real

 

En las películas de animación es habitual que se las escenas se filmen en acción real, de esta forma los artistas y animadores tienen una referencia sobre la que trabajar. Y en la producción de Chicken Run: Amanecer de los nuggets también se utilizó esta técnica. Los animadores de Aardman interpretaron ellos mismos algunas de las escenas de la cinta, de esta forma a la hora de crear los movimientos de los títeres sabían cómo lo tenían que ejecutar. Y por si esto fuera poco, también se conseguía darle a la interpretación una mayor naturalidad, como sucede con el baile de Rocky en las instalaciones de la Sra. Tweedy.

La escena más complicada

Foto: Netflix

Llegamos al final de este artículo sobre cómo se filmó Chicken Run: Amanecer de los nuggets hablando de la escena más complicada de toda la película: la bajada de la Sra. Tweedy por las escaleras de caracol. La entrada en escena de la villana original debía ser expectante, y decidieron que no podía mostrarse que era la Sra. Tweedy hasta que no hubiese terminado de bajar todos los escalones.

Va descendiendo lentamente escalón por escalón, por lo que hubo que idear y planificar meticulosamente cómo iba a dar los pasos y cuánto podía avanzar en cada uno de ellos teniendo en cuenta que además llevaba botas de tacón. A todo esto había que añadirle una complicación extra: debía estar en todo momento a contraluz.

Foto: Netflix

Pero ¿Cómo consigues crear ese contraluz constante en una escalera de caracol? Al fin y al cabo el títere no está haciendo otra cosa que caminar en círculos. Los artistas solucionaron el problema de la iluminación y el contraluz utilizando hasta 15 tipos de iluminación diferentes, con distintas luces encendidas y apagadas. De esta forma fue como consiguieron mantener a la Sra. Tweedy a contraluz hasta finalmente revelar su identidad al final de la escalera de caracol.

Espero que os haya gustado este artículo sobre el rodaje de Chicken Run: Amanecer de los nuggets. Si vosotros sois igual de fans que yo de esta joya de Aardman, podréis encontrar más información sobre la cinta original y su rodaje en los artículos relacionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Post Relacionados

Te interesa

Últimos Post
Menú